Incidencia juvenil: clave para el logro de un mundo más sostenible

La Ruta del Clima

Hoy en el Día Internacional de la Juventud, miles de jóvenes de todo el mundo se unen en torno a una celebración que busca mostrar que sus voces están presentes

El Día Internacional de la Juventud, se estableció en el año de 1999 por la Asamblea General de las Naciones Unidas para ser celebrado cada 12 de agosto, buscando reconocer su papel fundamental como actores claves y mejorar la situación de los jóvenes del mundo.  Este año, bajo el lema “la juventud que lidera la sostenibilidad” se convoca a reconocer las acciones de los jóvenes en la erradicación de la pobreza y el logro de un desarrollo sostenible a través de un consumo y una producción responsable, bajo la implementación de la Agenda de 2030.

bannerLos jóvenes en la agenda ambiental

Se podría decir que uno de los momentos históricos donde se le dio un espacio importante…

Ver la entrada original 364 palabras más

Todos hablan de dejar un mejor mundo para nuestros hijos, los jóvenes proponemos dejar mejores hijos para nuestro mundo

Con esta conocida frase que se adapta al sentir de los miles de jóvenes colombianos que nos reunimos el fin de semana en Bogotá (Colombia), cerró el Encuentro Nacional Jóvenes, Territorio y Paz. Más de 3500 jóvenes colombianos reunidos en Corferias del 3 al 5 de junio, discutimos y preparamos la Declaratoria Nacional por el Ambiente y la Paz que reivindica nuestro compromiso de construir país.

13319857_10153882611293743_6532520498969875121_nEn un momento coyuntural que vive nuestro país, donde estamos ante la firma de un acuerdo de paz con las FARC, de una posible negociación con el ELN -la segunda guerrilla más grande que tiene Colombia- y de un gran paro nacional que moviliza a miles de personas en todo el territorio, los jóvenes allí reunidos, en un acto simbólico colocamos la mano derecha en el corazón, indicando el dolor que sentimos por nuestro país y la mano izquierda con el índice en alto, en señal de la necesidad de ser escuchados por el gobierno nacional, expresamos nuestro deseo de ser tomados en cuenta de una forma verdaderamente participativa de las decisiones, ya que desde un reconocimiento autónomo como actores comprometidos, así como conocedores de las problemáticas en los territorios, también es vital seamos reconocidos como capaces de proponer soluciones. Por esa razón, en la declaratoria se lee: Como jóvenes, resaltamos la necesidad de procesos de participación incidente, en los cuales nuestra voz, nuestros sentires y nuestros compromisos en busca de la construcción de un mejor país sean de carácter vinculante y decisorio”.

 

13323754_10153882611068743_1545765541883044553_o13392235_10153882611178743_1268755449543219605_o

Además, teniendo como base que la educación es un eje fundamental en todo proceso de transformación, concebimos a la educación ambiental como la herramienta más valiosa para garantizar el cuidado del ambiente desde el conocimiento de nuestro territorio, también se expresa en el documento que: “los jóvenes entendemos que lo que se ama se defiende y solo se ama lo que realmente se conoce, de modo que reconocemos la importancia de extender la educación ambiental a todas las regiones del país y a todos los integrantes de la sociedad”. En este ámbito confluyen temas tan cruciales como la promoción de la soberanía alimentaria desde la salvaguarda de nuestras semillas nativas, la protección de ecosistemas estratégicos, la lucha frente al cambio climático, la gobernanza del agua, el control sobre la minería y la transición hacia las energías renovables no convencionales.

Asimismo, los jóvenes dejamos claro que no llevamos la bandera de la paz de un gobierno, sino que entendemos la paz como un sentir profundo en donde la salvaguarda de nuestro territorio contribuye a transformar a este país en un escenario más sostenible y equitativo, por eso en el documento se menciona que: “Para los jóvenes, la construcción de la paz constituye un eje transversal de nuestras vidas con el cual estamos comprometidos. Sin embargo, somos conscientes que la construcción de la Paz trasciende las conversaciones entre los grupos insurgentes y el gobierno nacional en el marco del posconflicto”. Es así que convencidos de que sin la construcción de una paz territorial -en especial en zonas muchas veces olvidadas por el Estado- no será posible este escenario, los jóvenes proponemos, exigimos y nos comprometemos a consolidar un espacio donde la diversidad cultural, política, social y ambiental confluyan en torno a una misma meta: un mejor lugar para nosotros y para los que vienen.

1

 

 

 

 

 

 

 

 

¡PARAMOS PORQUE NOS QUEREMOS VIVAS!: COMUNICADO DEL TEJIDO DE MUJERES JOVENES BOGOTÁ

ESTE 17 DE MARZO EL TEJIDO DE MUJERES JÓVENES BOGOTÁ ¡PARAMOS PORQUE NOS QUEREMOS VIVAS!

1496299_10153672643878743_5916801719269953167_o.jpg12823315_10153672643978743_9045776390919794068_o12832479_10153672643813743_3760233727469737778_n.jpg1426239_10153672643743743_2861665557732188414_n.jpg

Nosotras,  las mujeres  amigas, las vecinas, trabajadoras, estudiantes, niñas, jóvenes, adultas, adultas mayores, este 17 de Marzo PARAMOS POR LA VIDA,  porque no podemos seguir permitiendo que nos asesinen en nombre del “amor”, de la propiedad privada con la que los hombres creen tener posesión sobre nuestros cuerpos; ni  en nombre de la  guerra  empuñada por estos mismos hombres,  en la que nosotras hemos sido víctimas del accionar machista, bélico y político de los actores armados legales e ilegales, en medio de las pocas garantías de vida que el Estado Colombiano cree garantizar desde el accionar del gran elefante blanco:  sus INSTITUCIONES.

De las mismas instituciones que hablan del proceso de pazcomo si el discurso en sí mismo lograra borrar las cicatrices del acoso, del feminicidio, de las quemaduras con ácido, de las distintas formas de  violencia y del desplazamiento forzado. Además de las torturas, violaciones y asesinatos de mujeres pertenecientes  a organizaciones campesinas, sociales, populares  y étnicas, como  fue el caso  de la niña Sharon Dariana Mármol del Municipio de Santa Rosa del Departamento de Bolívar, quien a sus escasos  13 años de edad fue violada y asesinada en medio de la negligencia institucional de la Policía Nacional que según los pobladores de ese mismo municipio tardó demasiado en realizar la búsqueda.

Y nos seguimos preguntando: mientras el asesinato de mujeres sigue en aumento ¿Dónde está el Estado con sus Instituciones?

Así como Sharon, cientos de mujeres Colombianas siguen siendo asesinadas por sus novios, esposos, ex esposos y hombres que en su calidad de machos  se adueñan de nuestros cuerpos, de nuestros rostros, de nuestras vidas y de nuestras resistencias como mujeres, a través de las  amenazas,  intimidaciones,  violaciones y asesinatos,  como dispositivos de control entendidos desde dos lógicas  de poder : la del hombre que justifica el asesinato de mujeres como un “crimen pasional”, y la de los actores armados legales e ilegales que silencian las resistencias de mujeres lideresas del movimiento campesino, étnico y social, desde la VIOLACIÓN y la MUERTE, en medio de la impunidad y escasa voluntad política impartida por las instituciones Estatales a la hora de abordar el constante riesgo que corremos las mujeres en la casa, en las calles, los campos y en medio de un proceso de paz que se adelanta en la Habana,  a las orillas de la impunidad y el no reconocimiento de las mujeres como víctimas del conflicto armado y social en Colombia.

¿Acaso en medio de un proceso de paz,  no llama la atención que el 85% de los casos de violencia sexual en medio del conflicto armado, no estén siendo investigados por la Fiscalía General de la Nación, porque dicha Institución no tiene el registro del agresor ni el seguimiento de dichos casos? (Según el VI informe de seguimiento al Auto 092 de 2008 y 009 de 2015).

  • Por esta razón, le exigimos a la Procuraduría General de la Nación agilizar las investigaciones sobre la participación de la fuerza pública en los casos de violencia sexual contra las mujeres.
  • Le exigimos a la Defensoría del Pueblo, la Personería y la Procuraduría general de la nación hacer seguimiento a la eficiencia de las medidas cautelares a mujeres, pese a los riesgos que seguimos enfrentando aún con esta garantía.
  • También le exigimos al gobierno nacional garantizarnos la VIDA, y los hacemos DIRECTAMENTE RESPONSABLES del incremento de feminicidios en Colombia pese a su falta de voluntad política para asumir esta problemática como un caso de lesa humanidad.

Bajo estas consideraciones  nos movilizamos hoy 17 de Marzo de 2016, siendo este un escenario de confluencia social, política y popular de mujeres jóvenes  que nos organizamos, resistimos y paramos:

  • Contra todos los hechos de violencia y feminicidios que a diario afectan la vida de las mujeres en sus diversidades.
  • Porque la paz no es posible alcanzarla mientras la vida, la dignidad y la rebeldía de las mujeres siga siendo un tema menos importante en la agenda pública nacional y territorial.
  • Por nuestros cuerpos, por la capacidad de decidir, por la posibilidad de organizarnos y luchar, de posicionarnos en el espacio público: la calle y los campos.
  • Contra los múltiples delitos sexuales en el marco del conflicto armado y social, nosotras no somos ningún botín de guerra.
  • Contra la militarización de la vida, la criminalización del legítimo derecho a transformar y la estigmatización de nuestras decisiones y acciones.

¡Paramos porque las luchas de los pueblos también son nuestras luchas y las luchas por la defensa de la vida de las mujeres también son las luchas de un pueblo!

*Publicado originalmente en www.las2orillas.co

El nuevo acuerdo climático: perspectivas y desafíos para Latinoamérica rumbo a la COP22

Invitados a ver lo que aconteció en el webinar “El nuevo acuerdo climático: perspectivas y desafíos para Latinoamérica rumbo a la COP22” en donde participé por invitación de La Ruta del Clima.

Los puntos a tratar fueron:

  1. Un vistazo al nuevo Acuerdo Climático: puntos claves
  2. Después de la Cumbre Climática: la ratificación del acuerdo
  3. Expectativas rumbo a COP22: perspectivas desde Latinoamérica
  4. Retos y desafíos para América Latina: ambición de los INDC’s y controversias del TPP

Participaron:

  • Andrea Bustamante (moderadora). La Ruta del Clima
  • Vanessa Bolívar, Delegación de Perú. Coordinadora General de Educación – La Ruta del Clima
  • Jhoanna Cifuentes, Colombia. Educomunicadora de la Agencia Joven Internacional de Noticias – Red + Vos
  • Melissa Capcha, Delegación de Perú. Coordinadora General Perú – La Ruta del Clima

Ambientalistas se unen en la defensa de la Reserva Thomas Van Der Hammen

10157251_10152195702728743_2636674728509081864_nDesde hace unas semanas se ha escuchado hablar de la reserva Thomas Van Der Hammen y el interés del Alcalde Mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa de utilizar una parte de esta reserva para la construcción de vivienda. Esta situación ha despertado la preocupación de ambientalistas, organizaciones y sociedad civil en general no sólo en Bogotá, sino a nivel departamental y nacional.

Algunos se preguntaran –al igual que el señor Alcalde- ¿Por qué es tan grave querer urbanizar una zona que esta desprovista de árboles (sinónimo de “potrero”) y que por lo tanto, no tiene ningún valor ecológico importante, como si lo tiene un bosque, un humedal o un páramo? (Vea: Reserva Van Der Hammen ¿Sólo potreros?). Para ello, nos debemos remitir a lo que interpretamos muchos del Plan de Gobierno de la administración actual y que en muchas ocasiones ha sido expresado por el Alcalde respecto a que una BOGOTÁ MEJOR PARA TODOS es aquella que prioriza el bienestar de los ciudadanos -sobre el de los demás seres vivientes- en donde menciona algunas propuestas relacionadas con la construcción de viviendas, construcción de parques, canalización de ríos y el llamativo proyecto de “circuito ambiental” que intervendría cerros orientales, río Bogotá, río Tunjuelo, humedales, borde sur y borde norte incluyendo la Reserva Thomas Van Der Hammen, todo ello basado en un mejoramiento estético de la ciudad (pero desde la estética del cemento). (Vea: ¿Es viable el circuito ambiental que propone Peñalosa en Bogotá?).

En este caso, estaríamos errados en considerar que los entornos naturales como los bosques, los humedales, los ríos o espacios como la Reserva Van der Hammen, no le proveen ningún bienestar a los ciudadanos de Bogotá, sabiendo que la ciudad es MEJOR PARA TODOS en la medida que no se abuse del entorno y potencial natural del que nosotros y otros organismos dependen a diario.  Es así, que para comprender la importancia de esta zona debemos conocer sobre ella.  La reserva forestal Thomas van Der Hammen fue establecida como tal en el 2011 por la CAR (Acuerdo 011) y su plan de manejo fue aprobado en el 2014 por la misma entidad (Acuerdo 021). Esta zona cuenta con numerosos estudios e inventarios que indican que es un área de importancia ecológica para la ciudad y la zona norte que incluye algunos municipios de la sabana, lo cual se ve reflejado en sus más de 500 especies de plantas, presencia de mamíferos y variedad de mariposas. También por ser un lugar de paso de aves migratorias y contar con importantes recursos hídricos en el subsuelo que la hacen una zona con alto potencial agrícola, forestal y pecuario.  Así mismo, cumple funciones de conectividad ecológica entre el cerro del Majui y los cerros orientales, que alimentan los humedales Torca, Guaymaral y La Conejera, hasta finalizar en el río Bogotá (Vea: Reserva Thomas van der Hammen – Importancia para la región capital).

Estas son algunas razones que han hecho que ambientalistas de trayectoria como Julio Carrizosa, Manuel Rodríguez Becerra, Margarita Pacheco, Manuel Guzmán Hennessey, Alegría Fonseca, Margarita Marino de Botero, entre otros, a pesar de sus diversos pensamientos se unan por la defensa de esta zona. De la misma forma, organizaciones, colectivos, académicos, algunos concejales y personas del común se han movilizado y manifestado haciendo plantones en la zona de la reserva, convocando a actividades de siembra de árboles, desarrollando foros y recientemente muchos de ellos se unieron para hacer un COMUNICADO  A LA OPINIÓN PÚBLICA a través de la iniciativa “Firmes con la Reserva” que ya ha firmado la Fundación Humedales, la Red Páramo de Guerrero, la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, la Red Tejiendo Páramos, el Movimiento Climático de Jóvenes Colombianos, por mencionar sólo algunos (Vea: Firmo por la Reserva Van der Hammen-COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA).

En ese orden de ideas, este miércoles 17 de febrero de 9 a.m. a 12:30 p.m.  en el auditorio Mario Laserna de la Universidad de los Andes, se ha convocado a la ciudadanía a participar en el foro “El futuro de la reserva forestal Thomas van der Hammen” organizado por el Foro Nacional Ambiental, la Universidad de los Andes y la Fundación Natura.

Sin embargo, esta es sólo una de las problemáticas ambientales que salen a luz y permiten que cada día seamos más los colombianos que comprendemos la importancia de preservar la riqueza natural de nuestro país y que nos movilizamos para defenderla, como se ha visto en días anteriores con el plantón que reunió a cerca de 31 fundaciones frente a la Corporación Autónoma Regional (CAR) de Cundinamarca, para rechazar las construcciones ‘ilegales’ que se adelantan en los cerros orientales y con  ejemplos de triunfo sobre los intereses particulares como sucedió con la decisión de la Corte Constitucional de prohibir la minería en páramos del país, que antes era permitido desde el artículo 173 del Plan Nacional de Desarrollo. (Vea: Corte Constitucional prohíbe la minería en páramos del país).

Con lo anterior, invito a que los funcionarios del gobierno y ciudadanía en general se informe y reflexione sobre el momento coyuntural que vive la ciudad y el país, en donde la naturaleza es nuestra principal aliada para enfrentar los problemas que conlleva el fenómeno del niño y en general, el cambio climático que ya estamos afrontando.

*Publicado originalmente en www.las2orillas.co

Aprendizajes con la Agencia Joven de Noticias en la COP21 en París

La 21ª Conferencia Mundial del Clima (conocida como COP21) que se llevó a cabo durante las primeras dos semanas de diciembre del 2015 en París (Francia) y que reunió a líderes de 195 países, ha sido el más importante evento a nivel global sobre cambio climático de los últimos años, ya que planteó un camino para que muchos países del mundo acordarán trabajar conjuntamente para responder a los desafíos del cambio climático, a través de un compromiso que quedó establecido en un documento conocido como el Acuerdo de París’. Dicho acuerdo, se realiza desde el reconocimiento del Cambio Climático como una problemática global que anualmente cobra miles de víctimas, especialmente en los países en vías de desarrollo y en las pequeñas islas, que no tienen la infraestructura, ni la capacidad económica y logística para responder a catástrofes relacionadas a este fenómeno como las inundaciones, las sequías o los altos niveles de contaminación.

En la COP21
En uno de los salones de eventos en la COP21 en París.

Asistir al más importante evento a nivel global sobre cambio climático, ha significado para mí no sólo la oportunidad de abrir mis horizontes, ganar valiosos aprendizajes y tener aspiraciones más grandes, sino que además me ha permitido mantener mis esperanzas en las personas y en un futuro menos catastrófico como el que nos pintan, lleno de guerras, contaminación, pobreza y desastres. Esto lo digo, apoyada en el trabajo que realicé dentro del equipo de la Agencia Joven de Noticias (proyecto juvenil de periodismo colaborativo y educomunicación) que contó con la participación de 30 jóvenes de 12 países (Brasil, Argentina, Colombia, Costa Rica, Italia, Francia, Perú, Portugal, Dinamarca, Lituania, Grecia y Turquía) [1].

Algunos miembros Agencia Joven de Noticias
Algunos miembros de la Agencia Joven de Noticias.

El objetivo de la Agencia era contar de manera colaborativa, desde una perspectiva juvenil y por medio de la producción de artículos, fotos y vídeos, lo que sucedía en torno a la COP21. De esta forma, logré escribir once artículos (algunos de ellos republicados en distintas plataformas online y en otros idiomas como portugués, inglés e italiano), llevé a cabo siete entrevistas (una de ellas al Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia), participé en tres videos, fue tallerista en un espacio con jóvenes, panelista en un evento paralelo y me entrevistaron en cuatro emisoras colombianas [2].

Evento paralelo COP21
Participando como panelista en evento paralelo, hablando sobre el trabajo de jóvenes colombianos y latinoamericanos en torno al cambio climático.

Sin embargo, el trabajo con la Agencia Joven de Noticias no sólo se centraba en hacer seguimiento a las negociaciones climáticas o al documento, sino también a las actividades, manifestaciones y demás sucesos que se daban en torno a esta gran conferencia. Así pude participar en otros espacios como la COY11 (11ª Conferencia Mundial de la Juventud frente al Cambio Climático) que reunió a unos 5000 jóvenes de todo el mundo, la Zona de Acción Climática (ZAC) donde participaba sociedad civil organizada, la Marcha simbólica por el Clima donde se ubicaron miles de zapatos en la Plaza de la República, el gran mensaje pidiendo 100% energías renovables formado por cientos de personas al lado de la Torre Eiffel o el Foro Global de Paisajes (GLF, por sus siglas en inglés). Lo relevante de estos otros espacios fuera de la COP21, es que todos ellos convocaron a organizaciones ambientalistas, líderes comunitarios, representantes de comunidades ancestrales y sobretodo personas del común de distintos rincones del mundo, demostrando que no existen fronteras, barreras idiomáticas, religiones o clases sociales cuando se busca hacer un llamado por la justicia climática y encontrar soluciones conjuntas para construir un mejor mundo para vivir.

Si bien es cierto, el documento que firmaron los representantes de los países asistentes representa un gran avance, el acuerdo es sólo un papel que fija unas directrices y plantea unos compromisos que deben cumplir los gobiernos, pero los verdaderos cambios los harán las personas del común. Esto quiere decir que ¡la decisión de nuestro futuro no está en las manos de unos pocos, sino en las manos de todos!; y en este punto, retomo lo mencionado por la Agencia Joven de Noticias de la cual hice parte, cuando indica: “(…) además de las negociaciones sobre el nuevo documento adoptado en París, la importancia de este momento es el camino tomado por la sociedad civil en general, y la sociedad civil organizada en particular, hacia un futuro más justo, equilibrado y respetuoso para el planeta, donde vivimos”.

Por último, quiero resaltar que mi participación en este evento no hubiera sido posible sin el apoyo a nivel formativo, pero también económico de la Fundación Alemana Hanns Seidel-Stiftung y de la Fundación Domopaz.

 

[1] Para mayor información sobre el trabajo de la Agencia Joven de Noticias y el material publicado puede visitar:

www.redmasvos.org

www.agenciajovem.org

www.stampagiovanile.it

careplanet-europe.org

[2] Para consultar las entrevistas y notas en las que participé:

Videos: Píldora del día (27 nov) Día 2 de la COY 11Píldora del día (1 dic) Escuela secundaria pública de Le BourgetPíldora del día del cubrimiento del Día de Género en la Zona de Acción Climática (ZAC)

Artículos: Jóvenes de Latinoamérica se reúnen en la COY11 en ParísLa Conferencia de Jóvenes frente al Cambio Climático más importante de los últimos años (acá en italiano);  COY 11 en París: Un joven ecuatoriano con grandes aspiracionesLas voces de los jóvenes colombianos en París: Un mensaje positivo en la lucha frente al cambio climático;  La COP21 inicia con la convicción de lograr el tan esperado acuerdo climático (inglés, italiano);  Pueblos Originarios y Cambio Climático (1, 2, italiano); Experiencias en Latinoamérica de construcción de agendas climáticas nacionales con la sociedad civil (1, 2); Colombia en la COP21: Apostando a las estrategias de adaptación y mitigación en el uso de los suelosLa importancia de los paisajes en un espacio paralelo a la COPMujeres abren espacio al enfoque de género en las charlas climáticas de París.

Webinar: “Voces latinas en la COP21: impresiones y experiencias de los y las jóvenes en París”

Entrevistas: Radio de la Universidad Nacional (Desde 16:32);  Frecuencia Ambiental LAUD Estéreo.

Otras participaciones:

Jóvenes de 12 países promueven cobertura colaborativa de la COP21 en París

Artículo sobre la Agencia Joven de Noticias en TV5MONDE, uno de los más grandes medios de Francia

Toma de la gran fotografía aérea por Yann Arthus – Bertrand: VIDEO GREEN PEACE

 

El Cambio Climático sólo hará parte de los libros de historia

“Es mi meta y la de millones de otros jóvenes garantizar que las próximas generaciones sólo conozcan del cambio climático en los libros de historia” Raquel Rosenberg.

Este fue uno de los mensajes más relevantes que se pronunció durante la Plenaria de cierre de la Conferencia Mundial de Clima (conocida como COP21) que se llevó a cabo durante las últimas dos semanas en París y a la cual, tuve el honor de asistir. La encargada de enviar este mensaje y de pronunciar el discurso a nombre de los jóvenes durante esta plenaria fue Raquel Rosenberg de Brasil, quien es coordinadora general de Engajamundo y representante de YOUNGO (Órgano oficial de la juventud ante la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU).

Este mensaje tiene para mí y para muchos, un significado trascendental porque representa la esperanza de que en un futuro no sólo seamos capaces de enfrentar el cambio climático (que para mí significa luchar, pero sufriendo las consecuencias) o afrontar el cambio climático (que para mí significa responder eficazmente sin sufrir tanto las consecuencias), sino que hayamos resuelto de raíz un problema global. El Cambio Climático es una problemática global que anualmente cobra miles de víctimas especialmente en los países en vías de desarrollo y en las pequeñas islas, que no tienen la infraestructura ni la capacidad económica y logística para responder a catástrofes relacionadas a este fenómeno como las inundaciones, las sequías o los altos niveles de contaminación.

IMG_1612.JPG
Fotografía: Jhoanna Cifuentes

Por eso, durante estas últimas semanas se ha hablado por diferentes medios de comunicación sobre el gran acuerdo climático que se firmaría en París y posiblemente en muchos rincones del mundo las personas del común comenzaron a hablar sobre el tema e incluso a discutir sobre el mismo. Y es que no es un tema nuevo, sino que ya hace más de 20 años que se llevan a cabo este tipo de conferencias mundiales llamadas “COP”, muestra de ello es que la de este año es la número 21 (COP21). Esta conferencia planteaba un camino para que muchos países del mundo acordarán trabajar conjuntamente para responder a los desafíos del cambio climático y se puede decir que ¡hoy el mundo está finalmente caminando hacia una solución, pero el trabajo apenas comienza!. Si bien es cierto, el documento que firmaron los representantes de los países asistentes representa un gran avance, el acuerdo es sólo un papel que fija unas directrices y plantea unos compromisos que deben cumplir los gobiernos, pero los verdaderos cambios los harán las personas del común. Esto quiere decir que ¡la decisión de nuestro futuro no está en las manos de unos pocos, sino en las manos de todos!

12357060_10153455380228743_3308366494702465699_o (1).jpg
Mensaje gigante en laTorre Eiffel pidiendo 100% energías renovables. Fotografía: Yann Arthus-Bertrand

Les puedo decir que estando en París, no sólo adentro de la conferencia se hacía un arduo trabajo, sino también afuera. Las calles de París y diferentes escenarios alternos a la COP21 se llenaron de personas que acudían al llamado por la justicia climática, desde un gran mensaje por 100% energías renovables formado por personas que se reunieron al lado de la Torre Eiffel, pasando por espacios como el Espacio Generaciones climáticas la Zona de Acción Climática (ZAC) o la Aldea Global Alternativas, hasta la representación simbólica de una marcha por el clima hecha con miles de zapatos en una plaza de París, son sólo una muestra del poder de la sociedad civil y de la capacidad de unirnos por el objetivo común de un mundo mejor para vivir y soñar.

12308572_10208182010652606_2771479199054346086_n.jpg
Fotografía: Cristina Dalla Torre

En este punto, retomo lo mencionado por la Agencia Joven de Noticias de la cual hice parte, cuando indica “(…) además de las negociaciones sobre el nuevo documento adoptado en París, la importancia de este momento es el camino tomado por la sociedad civil en general, y la sociedad civil organizada en particular, hacia un futuro más justo, equilibrado y respetuoso para el planeta, donde vivimos”.

*Escrito realizado en torno al trabajo con la Agencia Joven de Noticias (proyecto juvenil de periodismo colaborativo) delegación presente en la COP21.

Publicada originalmente en www.las2orillas.co